INTERNET: EL DIOS OMNISCIENTE DEL SIGLO XXI

¿Sabías que GOOGLE SE HA CONVERTIDO EN UN AUTÉNTICO MONOPOLIO, IMPERANDO SOBRE LA VOLUNTAD DE LOS USUARIOS? ¿SABÍAS QUE LAS REDES SOCIALES VENDEN TUS DATOS A LAS EMPRESAS CON TU CONSENTIMIENTO? ¿Y QUE YOUTUBE O SPOTIFY SE APROVECHAN DE LOS ARTISTAS PARA AUMENTAR CADA DÍA SUS INGRESOS? ¿SABÍAS QUE ERES, COMO YO, UN INEXORABLE ESCLAVO DE INTERNET?

Tengo el convencimiento de que ni siquiera aquellos humanos que, incapaces de comprender su existencia, inventaron a un dios omnisciente y vigilante, hubieran podido imaginar la MAGNITUD DEL CONTROL que a día de hoy un ente llamado INTERNET ejerce sobre cada uno de nosotros. 

Resultado de imagen de prehistoria hoguera anciano
Congregados en torno a hogueras bajo las estrellas, nuestros antepasados forjaron la existencia de dioses que los observaban y vigilaban

Y es que esos individuos, reunidos en torno a una mágica hoguera, creyeron que TODO lo existente no podía ser otra cosa que obra de un ser creador que era también conocedor de los más oscuros pormenores del Cosmos. Aquella divinidad tenía que saberlo todo de cada uno de ellos, y por ende, tenía la capacidad de observarlos y de cerciorarse de que actuaban conforme a su voluntad.

Actualmente, muchos somos los que dudamos de la existencia de una inteligencia cósmica que nos observe y vigile, quizás porque el Universo no posee este tipo de finalidad que más bien atribuiríamos al ser humano. Sin embargo, en detrimento de esta divinidad, ha sido la propia Humanidad la que ha forjado un ente que como el ojo de Sauron tiene por objetivo controlarnos y someternos a todos.  

Pocos pensábamos que esta posibilidad tenía visos de ser real cuando el brillante George Orwell planteó este tipo de distopía en 1984, e incluso no nos acababa de parecer verosímil cuando en 1999 las hermanas Wachowski estrenaban su obra maestra: Matrix.

Resultado de imagen de gran hermano orwell
El Gran Hermano de Orwell es Internet

Hoy, sin embargo, si atendemos a lo que sucede en el mundo, puede decirse que ese DIOS CONTROLADOR llamado internet ya es un joven imparable. Con las propiedades de una divinidad, invisible, omnipresente y poderosa, la RED lleva camino de adueñarse de nuestros cuerpos, nuestras conciencias y nuestras almas, tal y como nuestros ancestros temieron que sucedería si no se entregaban escrupulosamente a sus rituales mágicos.

Así, tal y como se aprecia en muchas cosmogonías, el dios Internet tiene a su cargo una serie de dioses de menor rango derivados de su propio ser, de la misma manera que Atenea surgió de la cabeza de Zeus tras un hachazo. Es el caso de los MONOPOLIOS que ejercen su soberanía en la casa de Dios, y que exhiben nombres como Google, Facebook, Youtube, Amazon o Whatsapp. Todos ellos ayudan a su progenitor Internet, llamémosle el SUPREMO OLIGOPOLIO, a controlar nuestros datos de toda índole y sirven fielmente a la tarea de dirigirnos.

Resultado de imagen de MONOPOLIOS DE INTERNET
A día de hoy es imposible pensar que alguien que empieza de 0 pueda competir con estos gigantes

Y si un día los humanos permitimos que esta inteligencia artificial que lleva camino de la omnisciencia cobre forma corpórea tal vez llegaremos a ver con nuestros propios ojos el concepto hasta ahora abstracto que llamamos Dios.

Estamos, pues, ante un enorme peligro que nos consume el alma como las sirenas hacían con los viajeros en la Antigüedad. Sus bellos cantos son a la postre preludios de una cruel y devastadora muerte. Así, cuando nos inscribimos en Facebook, y revelamos nuestros datos a Google o a cualquiera de las aplicaciones que nos atraen, no hacemos otra cosa que vender poco a poco al Diablo (o a esta divinidad, que bien puede ser de tipo negativo) nuestras almas y nuestras más profundas intimidades.

Internet, y por consiguiente Google, que se ha erigido en el monopolio de los buscadores, de la misma forma que Zeus se impuso sobre sus hermanos, saben todo lo necesario sobre nosotros: nuestros deseos, nuestras fobias, nuestros gustos culinarios y nuestras tallas de ropa. Y lo peor es que hemos sido nosotros quienes nos hemos entregado a ellos, como fieles adoradores de su religión, esperando que tal vez esta nueva fe nos permita una vida mejor.

Resultado de imagen de google denuncia por monopolio
La UE planteó que Google se estaba convirtiendo en un monopolio imparable. No hubo consecuencias

Pero no nos llevemos al engaño. La religión siempre ha sido el opio del pueblo, parafraseando a Karl Marx. Lo que para nosotros es un entretenimiento para los GRANDES PODERES ECONÓMICOS, aliados con este dios perverso llamado Internet, suponen unas ventajas sobre la clase trabajadora alienada que jamás les había permitido ningún poder humano. Ni siquiera cuando se aliaron con dictadores o emperadores dispusieron de ese nivel de dominio.

A día de hoy es prácticamente imposible eliminar nuestros movimientos en Internet, y los especuladores ya han ideado estrategias para cobrar al usuario medio hasta 200.000 euros por llevar a cabo esta ardua tarea. Porque salir de Internet es como tratar de abandonar una secta. Tu vida va en ello.

Resultado de imagen de borrar mis datos internet
Borrar nuestros datos puede plantearse tan complejo como los Doce Trabajos de Herakles

De ahí que algunas instituciones, más que nada por apariencia, como la Comisión Europea, hayan pedido explicaciones a Google por su deificación absoluta, por su conversión en el gran MONOPOLIO de la INFORMACIÓN MUNDIAL. Hoy en día, si quieres ser alguien tienes que estar en Google, ya se sabe, y cuanto más adores a este dios más probabilidades tienes de éxito en el mundo material. Escribir, pagar y pasarse el día navegando es lo más parecido que he visto a lo que los religiosos consideran que se puede lograr rezando, comprando indulgencias y pasarse el día en la Iglesia. Sólo con Google puedes mejorar tu vida.

Porque cuando nacieron los buscadores, Google tenía hermanos de igual talla como Yahoo. Otros han nacido a posteriori, como Ask, pero ninguno hace sombra a este dios emanado que podría asimilarse en poder a Poseidón. Los mares de la red y la navegación son su reino.

Resultado de imagen de buscadores mas usados porcentajes
El gigante Google va devorando poco a poco a sus hermanos tal y como Saturno hacía con sus hijos

A través de GMAIL está logrando que TODOS nos adscribamos como adoradores de su orden y las infinitas puntas de su tridente conectan con las aplicaciones de ANDROID e incluso con las cuentas de YOUTUBE para que incluso estos reinos menores se sometan a su imperio. Se trata de un ABUSO DE PODER sin precedentes, bajo el que los mortales cedemos a diario cuando nos reímos con las estupideces de youtube, nos adscribimos a las aplicaciones de android, o simplemente tratamos de comprar algo en la red. No olvidéis nunca que es Google quien ordena las páginas de compras y de información, decidiendo cuál es el mejor producto para vosotros: el billete más “económico”, el hotel más cómodo o el restaurante más céntrico.

A Google le hemos entregado nuestra LIBERTAD para decidir, incluso cuando utilizamos una aplicación tan común como es el NAVEGADOR y en lugar de llevarnos por el camino más rápido nos hace ir dando tumbos. Aun siendo así, nunca lo pondremos en duda, porque tenemos la ferviente creencia de que las INTELIGENCIAS ARTIFICIALES NO COMENTEN ERRORES. Olvidamos entonces que las IA han sido creadas por seres humanos imperfectos.

Resultado de imagen de google nos idiotiza
Google nos evita tener que tomar nuestras propias decisiones

Y bien, en toda religión existen los sacerdotes, AQUELLOS QUE SE ALÍAN CON LOS DIOSES para imponerse sobre los demás. Son las antes mentadas ELITES ECONÓMICAS. Los dueños del poder capitalista fueron los primeros en darse cuenta de que este nuevo dios era imparable, y que su culto sería capaz de entregarles el poder absoluto. Y por ello se convirtieron en sus cardenales y obispos, en los misioneros y difusores de su palabra. El ESTABLISHMENT advirtió que si se sometía al dios Internet gozaría de un poder absoluto. Sería capaz de controlar todos los MECANISMOS DE ALIENACIÓN de las masas trabajadoras, y así lo hizo.

Resultado de imagen de empresas que dominan internet
Empresas que dominan Internet a nivel mundial ain competencia

INTERNET es actualmente el mayor poder ALIENADOR que haya existido jamás. No es ya una religión determinada o ciertos periódicos vendidos al capital. Lo es todo. Puede manipular cualquier noticia, puede decidir lo que es cierto y lo que no, tiene la capacidad de hacerte la persona más famosa del orbe, y también la más insubstancial. Internet es el ORÁCULO DE DELFOS de los antiguos griegos. La palabra inquebrantable de Apolo, el dios de la verdad y de los vaticinios, y sus clérigos son los más venerados pero también los más corruptos de todos.

Resultado de imagen de corrupcion oraculo de delfos
Los antiguos griegos creían fervientemente en las predicciones del Oráculo de Delfos igual que hoy nos fiamos de Google o de Wikipedia

Como los sacerdotes del Oráculo, que se vendieron en varias ocasiones al oro persa, quienes publican en la red tienen el poder de hacernos creer que un gran cataclismo se acerca. En un solo click pueden destruir el mundo. Sin embargo, como no es ésta su ambición sino la de acumular tesoros, como los clérigos de Delfos, se limitan a acumular todo el oro del mundo, como el viejo de la Comedia de la olla de Plauto, sin compartir una onza con los menos favorecidos.

Y es que no os equivoquéis. Haití no está en Internet, República Centroafricana no está en Internet, Burundi no está en Internet. Éstos no tienen petróleo como Venezuela, como Irán, y por lo tanto no interesan a codiciosos sacerdotes que examinan al todopoderoso ente.

Resultado de imagen de por que nadie es haití
Los países extremadamente pobres no están en la red, y por tanto, de cada vez son más olvidados

No hay nada peor que el acostumbramiento, y ya nos hemos habituado a la servidumbre que propone la red. No protestamos por la FALTA DE INTIMIDAD, que atenta contra los Derechos Humanos, que plantea la red. No dejamos de inscribirnos en facebook o en Twitter aun cuando sabemos que ESTAS REDES SOCIALES VENDEN NUESTROS DATOS A LAS GRANDES EMPRESAS PARA LUCRARSE. Clickamos en “aceptar” cuando las páginas web nos ofrecen sus maliciosas COOKIES y luego nos bombardean a anuncios de productos sobre los que ignorábamos que ellos tenían conocimiento.

Resultado de imagen de cookies de internet

¿Os imagináis si un vecino llamara al timbre de vuestras casas para ofreceros un aumentador del tamaño de vuestro pene porque ha estado observado vuestros movimientos? ¿Llamaríais a la policía, verdad? Internet lo hace constantemente y con todo tipo de cosas.

YOUTUBE, SPOTIFY, AMAZON, NETFLIX y otras plataformas SOMETEN A LOS ARTISTAS. No tanto a los archifamosos como a los pequeños, a los que comienzan, a los que se les dice que no serán nadie hasta que aparezcan en estas páginas, llenando así los repletos estómagos de los amos de Internet. Así, los artistas se sienten forzados a entregar sus preciadas creaciones a las ELITES, que fuerzan al consumidor a recibir publicidad para poder escuchar una canción o visualizar un corto, o que impulsan al escritor novel a entregar regalías a cambio de ser publicado en la nube. Estos entes se muestran magnánimos al ofrecer a sus clientes la posibilidad de no engullir publicidad basura, eso sí, a cambio de un estipendio. Sus ambiciones no tienen límites.

Resultado de imagen de amazon escritores
Amazon no solo está acabando con el negocio librero, sino que se está apropiando de los manuscritos que no pueden asumir las editoriales tradicionales

Así que si alguna vez os preguntasteis quién es el GRAN HERMANO de George Orwell, ahora sabéis que es Internet, el dios Zeus, con sus colaboradores MONOPOLISTAS  Google, Facebook, Youtube y tantos otros, que representan a los dioses menores Poseidón, Hades, Deméter y Hera.

Y sus sacerdotes, los que no exhiben el rostro como los augures romanos, son las ELITES ECONÓMICAS, las grandes empresas que están en manos de no más de 300 familias, y que gracias a la ADMINISTRACIÓN DEL CULTO DEL DIOS INTERNET están acumulando a marchas forzadas toda la riqueza mundial, haciendo que ese menos del 1% de las personas siga aumentando sus diferencias materiales con el 99% restante.

Somos esclavos, pues, del gran poder, como lo fue Sócrates en su día. Suerte que algunos, no solo somos conscientes de ello, sino que además crecemos en la utopía de SENTIRNOS LIBRES AL MENOS DE ESPÍRITU, y por ello jamás cejaremos en la lucha por la defensa de la LIBERTAD.

OS DEJO UN INTERESANTE VÍDEO PARA SEGUIR INDAGANDO:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s