ORÍGEN DE LA MITOLOGÍA DE LA TIERRA MEDIA

¿Sabías que Tolkien se inspiró en las mitologías históricas del ser humano para dar origen a un complejo universo? ¿Y que ideó para éste una gran diversidad de lenguas y criaturas, siendo los hobbits los más originales y con los que el propio escritor se identificaba?

Resultado de imagen de legendarium tolkien

El inigualable escritor J.R.R. Tolkien originó con su propia imaginación toda una mitología, desde su cosmogonía, hasta su apocalípsis. Desde mi perspectiva actual, me parece irreal que una sola persona fuese capaz de forjar un universo tan bien trenzado y con tan pocas fisuras, de la misma manera que los pueblos indoeuropeos habían hecho después de miles de años de civilización.

https://i0.wp.com/elanillounico.com/wp-content/gallery/mapas/mapa-arda-italiano.jpg
Arda, el mundo de Tolkien

Ahora bien, a pesar de su titánica obra, Tolkien no partió de la nada. Inspiró sus leyendas en la mitología nórdica (en los Eddas) en la celta, la grecolatina, la oriental, e incluso en las leyendas populares surgidas del paganismo y de la propia Edad Media cristiana. Con todo ello construyó la MITOLOGÍA DE LA TIERRA MEDIA, aquello que definió como su LEGENDARIUM.

Resultado de imagen de legendarium tolkien

Y su mitología ha sido reconstruida gracias a los relatos que aparecen en sus obras, y principalmente en El Sirlmarillion, que es capaz de exponer la complejidad del universo tolkieniano.

Casi todas las leyendas de Tolkien discurren en un lugar llamado Tierra Media, que es solo un fragmento de su mundo fantástico, y cuya denominación no es otra cosa que una evolución del Midgard nórdico, lo que los griegos conocían como Ecúmene: “el lugar en el que habitan los hombres”.

Resultado de imagen de midgard
Ciudad vikinga

Mas, si la Tierra Media era solo una pequeña parte de su cosmovisión, ¿qué hay del resto? ¿De dónde emergió?

El sudafricano diseñó también una cosmogonía, en la que una entidad primigenia llamada Eru, o LLúvatar, por parte de los elfos, gestó con sus pensamientos a los Ainur, espíritus a los que enseño a cantar. Más tarde, Llúvatar creó Eä, el universo, y algunos de los Ainur acudieron a habitarlo.

Resultado de imagen de lluvatar
Llúvatar

Esta concepción no difiere demasiado de las entidades cosmogónicas que gestaron los griegos: Kaos y Nyx, y en cierto modo se parece en algunos aspectos a la nórdica, en el sentido de que el universo no poseía un orden determinado hasta la llegada de Ymir. Por su parte, para los celtas, los primeros entes cosmológicos fueron el Manred y Anwwn. 

Por lo tanto, el de Tolkien era también un universo surgido de la nada y ordenado de alguna manera por un ente increado, pero con la capacidad de crear. Y los Ainur, a los que da vida, podrían representar divinidades de primer orden como Odín, Thor o Loki, en la mitología escandinava, o Cronos, Zeus y Rea, en la griega. 

Estas deidades que han sido forjadas por una entidad primera serán las que darán origen a los seres terrenales, los primeros hombres, o incluso los semidioses y otros personajes más pintorescos. 

Entre los Ainur, Tolkien asegura que los más poderosos eran llamados Valar, y que de éstos los más poderosos eran Manwë, el líder, y Melkor, un espíritu de carácter malvado como los que se encuentran en todas narraciones mitológicas. 

Melkor, cuyo nombre podría haber tomado Tolkien del Melkart fenicio, una divinidad muy importante entre los cananeos que fue asociada posteriormente a Herakles, fue quien envenenó a los Dos Árboles primigenios. Los Valar tan solo pudieron rescatar de éstos sus dos últimos frutos para crear el Sol y la Luna. 

Resultado de imagen de arboles tolkien

La pareja de árboles sagrados bien podría haberla tomado el escritor sudafricano del Árbol del Paraíso, el “árbol del conocimiento del bien y del mal”, cuyo fruto emponzoñado habría dado origen a la expulsión y al pecado en el Antiguo Testamento

Desde entonces los Valar se las vieron en varias ocasiones con Melkor, de la misma manera que en las leyendas nórdicas Loki siempre aparece tratando de menoscabar la acción de los aesir y asynjur, los dioses y diosas escandinavos. 

Resultado de imagen de melkor tolkien
Melkor

La geografía del Arda, el mundo definitivo de Tolkien para sus seres, no es algo terminado. De hecho, después de la muerte de éste, su hijo Christopher trató de atar algunos cabos sueltos. En todo caso, debe señalarse que las narraciones más famosas de este escritor, se ubican en un continente llamado Tierra Media, y durante la última Edad del Sol. Y es que El Sirlmarillion también describe las diversas edades durante las que el universo tolkieniano habría evolucionado hasta los cuentos de El Señor de los Anillos.

De este modo, igual que los griegos definieron las Edades de los Hombres (desde la feliz Edad de Oro), el sudafricano describiría las Edades de las Lámparas, las Edades de los Árboles, y las Edades del Sol, siendo la Tercera aquella en la que comenzaría el dominio de los hombres. 

Resultado de imagen de edades tolkien

En cuanto a los habitantes de la Tierra Media, hay que señalar que poseen orígenes distintos. Los elfos y los hombres fueron creados por Llúvatar, el supremo. Los enanos, no obstante, serían concebidos por el vala Aunë. Los ents, pastores de árboles, fueron engendrados también por Llúvatar ante depredación de los bosques ejercida por los habitantes de la Tierra Media.

Por su parte, los orcos y los trolls solamente podían haber sido creados por un ente de carácter maligno como era Melkor. En cuanto a la raza de los uruk-hai, son al parecer una fusión llevada a cabo por el mago corrompido Saruman, medio orcos, medio hombres. 

Resultado de imagen de orcos señor de los anillos

Los hobbits, el elemento fundamental de los cuentos de Tolkien, son una evolución de los humanos, siendo el único personaje de origen incierto Tom Bombadil, cuya identidad podría corresponder al propio novelista proyectado en su relato.

Resultado de imagen de hobbits

Resultado de imagen de tom bombadil

Finalmente, los magos no son exactamente lo que parecen. Provienen de los Ainur, que derivaron en unos espíritus llamados Maiar. Estos últimos, en determinado momento obtuvieron un cuerpo y fueron enviados a la Tierra Media para derrotar a Sauron. Asumen el nombre de istari, y son cinco: Saruman, Gandalf, Radagast, Allatar y Pallando. Otros espíritus cobraron entidad maléfica, como los Balrogs, conocidos como umaiar. 

Resultado de imagen de istari tolkien
Los istari

Amén del maravilloso tejido mitológico elaborado por J.R.R. Tolkien, hay que reconocerle la fundación de numerosos idiomas para su universo, siendo los más elaborados los que hablan los elfos. Solo estos últimos recibieron dos lenguas: el quenya y el sindarin. Pero había más. Los númenoreános hablaban el dunael; los ents el étnico; Sauron y sus lacayos la lengua negra; los enanos el khudzûl; el rohírrico los rohírrim; el oestrom, la “lengua común de los pueblos de la Tierra Media; el valarim los ainur. 

Resultado de imagen de idiomas creados por tolkien

Como veis, la complejidad del universo tolkieniano es enorme, y pese a que el sudafricano se haya basado en mitologías históricas, su labor y capacidad creativa solo está a la altura de los más grandes genios de la historia. Por este motivo, creo que no se ha hecho ni quizás se haga obra literaria fantástica más maravillosa que El Señor de los Anillos

OS DEJO UNOS VÍDEOS QUE EXPLICAN MUY BIEN LA MITOLOGÍA DE TOLKIEN: 

DOCUMENTAL: 

Anuncios

2 comentarios sobre “ORÍGEN DE LA MITOLOGÍA DE LA TIERRA MEDIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s