¿CÓMO COMBATIR LAS DROGAS CON ÉXITO?

¿Sabías que el tráfico de drogas es la actividad delictiva más lucrativa del mundo? ¿Sabías que cada año mueren más de 187.000 personas a consecuencia del consumo directo de estupefacientes? ¿Y que una de cada 20 personas entre 15 y 64 años consumió alguna droga ilegal el pasado año? ¿Y sabías que Islandia y Suiza aplicaron planes nacionales contra la drogadicción mucho más efectivos que la simple y mera prohibición?

Las cifras globales de la drogadicción y el tráfico de estupefacientes facilitadas en los informes anuales de la ONU demuestran que la lucha contra las drogas no solamente es un fracaso, sino también una pantomima. De otra forma no podría explicarse que su mercado siga siendo el más lucrativo del mundo, generando a los traficantes una suma aproximada de 320.000 millones de euros cada año

Resultado de imagen de datos onu drogas
Países con más consumo de drogas

Igualmente, hasta 246 millones de personas consumieron algún tipo de droga ilegal el año pasado, y de éstos, 1 de cada 10 entró en la dolorosa senda de los serios problemas de drogodependencia

La droga es un peligro que se halla en cualquier lado. Cualquier menor, por poco que se lo proponga, puede acceder a ellas en la puerta de su colegio o instituto, y por mucho que los gobiernos simulan endurecer los códigos legales para restringir su consumo, éste no hace más que aumentar. Ya sabemos que ciertas personas que ostentan cargos políticos se benefician directa o indirectamente del pastel de la drogadicción. Un guardaespaldas del famoso narcotraficante Pablo Escobar afirmaba que cuando éste se reunió con el gobierno de Felipe González en 1982, quedó sorprendido ante las peticiones de algunos miembros del ejecutivo que preguntaban al narcotraficante (en ese momento representante del gobierno colombiano) si había traído drogas. Igualmente, el propio hijo de Escobar señalaba en una reciente entrevista que su padre colaboraba con la CIA, de lo que se puede inferir que si sus actividades hubiesen supuesto un inconveniente para el gobierno norteamericano, esta situación nunca se hubiese producido. 

Resultado de imagen de datos onu drogas
Tráfico de cocaína

Así pues, queda bastante patente que la lucha contra las drogas se produce únicamente de cara a la galería, pues ni siquiera en los estados más implacables con este problema, como Tailandia, que encarceló a la esposa del famoso herpetólogo y veterinario Frank Cuesta a 15 años por la supuesta posesión de solo 5 miligramos de cocaína, se trata de una cuestión erradicada. 

Es más, la Guerra contra las Drogas que inició Richard Nixon hace 40 años en los EE.UU. se demostró como un absoluto fracaso, de la misma manera que ya lo había sido la Ley Seca en los años 20. La guerra contra las drogas, de hecho, no hizo sino aumentar su precio en el mercado, los índices de criminalidad, y la creación de drogas más fuertes y puras que se consumían mucho más rápidamente. En México, de donde se supone que entra la mayor parte de las drogas en EE.UU., los crímenes derivados del tráfico de drogas generaron un total de 164.000 víctimas mortales entre 2007 y 2014, es decir, más que los muertos que provocaron las atmósferas conflictivas de Irak y Afganistán en el mismo período. 

Por lo tanto, queda claro que la prohibición no puede ser la solución. Siempre habrá algún político corrupto que se beneficiará de los ingresos de las drogas. Y ya sabemos que cuando algo está prohibido no sólo se incrementan los ingresos del tráfico ilegal, sino que el consumo se hace más atractivo, especialmente en el caso de los menores de edad en edades de rebeldía. De tal manera que la prohibición extrema puede llegar a resultar incluso deseable para los grandes traficantes que saben que la demanda de drogas siempre se mantiene en las sociedades actuales. Narcos, peces gordos, que saben que nunca se verán en verdadero peligro, pues para eso ya están los pequeños camellos de barrio que empujados por la miseria les hacen el trabajo duro. Son los que acaban entre rejas. Y en EE.UU. solo 1 de cada 10 es blanco. Es, pues, una cuestión de clase. No de étnia. 

Resultado de imagen de datos onu drogas

Esta situación ha conducido a que buena parte de la población se vea de alguna manera salpicada por el problema de las drogas. El cannabis, que es ya la droga ilegal más consumida del mundo, incrementa los récords de consumo año tras año, y apenas quedan jóvenes que no lo prueben, paso previo a su adicción, que también aumenta sus cifras. 

Vivimos en una sociedad enferma en este sentido.

Otros pueden pensar que legalizar algunas drogas tampoco es una solución, pues ya se ha visto que con el alcohol tampoco es la panacea.

¿Entonces qué hacemos?

Pues por extraño que parezca, existen muchas otras vías alternativas. Pongamos por ejemplo Suiza, que en la década de los 90 se encontró con un enorme conflicto interno al incrementarse drásticamente sus casos de adicción a la heroína. En su caso, el gobierno suizo no optó por la persecución, sino por la creación de una serie de centros gratuitos de desintoxicación, desde los cuales se ayudaba a conseguir vivienda y trabajo a las personas que se rehabilitaban. Como consecuencia, no solamente disminuyó sensiblemente el consumo de heroína en este país, junto con las muertes por sobredosis, sino lo mismo sucedió con los contagios por SIDA y los índices de criminalidad. 

Otro caso: Islandia. Las autoridades de este país, hartas de ver como la juventud se echaba a perder pasando las noches entre botellones y consumo de marihuana, impusieron como primera medida un toque de queda que afectaba a adolescentes entre los 13 y los 16 años. Las fuerzas y cuerpos de seguridad estaban autorizadas a devolver a sus casas a los menores que más allá de cierta hora se encontrasen deambulando por las ciudades. Se forzaba así a los adolescentes no solo a pasar más tiempo con sus familias, sino que se impulsaban a su vez proyectos de actividades extraescolares con enormes tasas de asistencia. Los resultados fueron demoledores: el consumo de alcohol entre los jóvenes cayó al 5%, el de cannabis al 7% y el de tabaco al espectacular 3%. Todo ello, descontando que la generación que emergió no solo era mucho más sana, sino que fue también la que también se convirtió en ejemplo internacional en la crisis del 2008 y la que estuvo a punto de colarse en una final de la Eurocopa de fútbol en 2016. Es decir, una generación preparada que a día de hoy sigue mejorando el país.

Resultado de imagen de islandia plan juventud
La juventud islandesa se benefició del plan

Y es que no hay mejor antídoto para cualquier problema de este calibre que la EDUCACIÓN. La prohibición o incluso la laxitud, en el caso de Holanda, no son de ninguna manera soluciones definitivas, si no se invierte en educación, en una verdadera formación de los jóvenes que se integre en todos los ámbitos de sus vidas. Desde los hogares, hasta las familias. ¿Cómo podemos esperar que un chaval no fume si observa a sus profesores fumando? ¿Y que no beba, cuando en muchas ocasiones son sus propios padres quienes le inician en el alcohol durante los eventos sociales?

Las drogas, como la sexualidad, son aún temas bastante impermeables y de los que se debería hablar más y discutir con los jóvenes. Pero sobre todo, predicar con el ejemplo.

OS DEJO UNOS VÍDEOS PARA SEGUIR INDAGANDO: 

LA GUERRA CONTRA LAS DROGAS EN EE.UU. Y SU FRACASO: 

TESTIMONIOS MAGNÍFICOS DE PERSONAS QUE DEJARON LAS DROGAS:

DOCUMENTAL SOBRE EL ABUSO DE CANNABIS:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s