ADOLF HITLER Y SUS IMITADORES ACTUALES

¿Sabías que Adolf Hitler estuvo desarmado y a tiro de un soldado británico en la Primera Guerra Mundial pero éste se negó a asesinar a un joven indefenso? ¿Y que si hubiera entrado en la Academia de Bellas Artes de Viena muy posiblemente habría relegado sus ambiciones de estadista a un segundo plano? ¿Sabías, por último, que las estrategias políticas de la ultraderecha actual (Trump, Le Penn, Wilders -Holanda-, Hofer -Austria-, etc.) son réplicas del proyecto maquiavélico del genocida alemán?

Pero la historia es inamovible, y todo lo demás es historia- ficción, un género del que se desentienden todos los investigadores, pues no ha lugar. 

Adolf Hitler es uno de esos personajes históricos que me hastía. Tan atroz, tan brutal, que me avergüenza que haya sido un miembro de mi misma especie. Aun así, no debemos olvidar que este individuo no podría haber acumulado tanto poder si no se hubiese rodeado de una corte de acólitos, y si el pueblo alemán, en un arrebato de ira e ignorancia,no le hubiese dado cierto poder en el marco de la democracia, pues aunque es falso que ganó unas elecciones, lo cierto es que gozó de un enorme y enfervorecido apoyo del pueblo alemán arruinado por el Tratado de Versalles y la crisis de 1929

Resultado de imagen de tratado de versalles alemania caricatura
Alemania quedó herida tras el Tratado de Versalles

El “führer”, así le llamaron durante su liderazgo del país, fue un personaje que en la distancia comparte muchos vicios con algunos líderes actuales, como Donald Trump (no se me caen los anillos por establecer esta analogía), populista hasta el extremo, con eslóganes que no nos resultan ajenos como: “Alemania primero”, o “muerte a los enemigos de la gran patria alemana”. Hoy los líderes populistas de corte fascista se están adueñando de un mundo en el que una población iracunda, temerosa e ignorante cree hallar la solución al implacable problema de la desigualdad en los partidos del odio. Una población que, sin conciencia de clase, confunde el punto de mira y se ceba con el débil, el inmigrante o el miserable, en lugar de cerciorarse de que los verdaderos culpables son las elites económicas del capitalismo que se niegan a compartir la riqueza. 

Resultado de imagen de esloganes de hitler

Por eso, aunque Hitler sea odioso, como Mussolini, Pinochet, Franco, y tantos otros líderes fascistas, es esencial preservar el recuerdo de sus abyección, y sobre todo de sus métodos de acceso al poder. También es importante comprender su biografía, marcada por una infancia de maltratos, como en tantas otras ocasiones (Saddam Hussein es un buen ejemplo), y el contexto nacional e internacional en el que los dirigentes políticos, en lugar de inspirar respeto y tolerancia, insuflaban odio y terror en una población alienada, como la presente. 

La filósofa Hannah Arendt señaló a este respecto que “la utopía es el verdadero opio del pueblo”. Las falsas promesas, los falsos enemigos, los falsos ídolos (la patria, la historia falseada…) son los objetivos que desvían nuestra atención de lo que en realidad importa. Para Franco eran los “rojos” y los masones; para Hitler los judíos, los gitanos y otras razas; para Trump los inmigrantes ilegales. Nada más lejos de la realidad. 

Resultado de imagen de hannah arendt frases

Procuremos que nada de esto vuelva a repetirse. Corrijamos el peligroso camino que estamos empezando a recorrer. 

OS DEJO UNOS VÍDEOS PARA SEGUIR INDAGANDO:

BREVE BIOGRAFÍA: 

BREVE COMPARACIÓN HITLER- TRUMP:

BIOGRAFÍA LARGA DE HITLER:

“HITLER, EL HOMBRE Y EL MITO”, DE HISTORY CHANNEL:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s