¿POR QUÉ LA CIENCIA DETERMINÓ QUE MATHIEU RICARD ES “EL SER HUMANO MÁS FELIZ DEL MUNDO”?

¿Sabíais que una publicación científica determinó en el año 2004 que Matthieu Ricard es el hombre más feliz del mundo? Tal vez no, y puede que ni siquiera sepáis quién es, porque a nuestro mundo capitalista no le interesa que seáis felices. El único objetivo es alimentar necesidades que hagan prosperar el consumismo y nos sostengan a todos en la alienación. 

Sin embargo, Matthieu Rircard es toda una personalidad y un modelo a imitar en muchos sentidos. Es un monje budista, y también un hombre de ciencia. Hijo del célebre filósofo francés J. F. Revel Ricard, y de la pintora Yahne Le Toumelin, Mathieu se doctoró en biología molecular por el prestigioso Instituto Pasteur, bajo la tutela ni más ni menos que del Premio Nobel de Medicina F. Jacob

Una vez terminada su tesis doctoral, decidió partir hacia Nepal, donde se convertiría en el discípulo de Kangyur Rinpoche, maestro de una ancestral escuela budista. Desde entonces, ha pasado en Oriente más de 40 años profundizando en las enseñanzas de los grandes maestros en India, Bután, Tibet, y el propio Nepal, donde actualmente reside, siendo uno de los asesores espirituales del Dalai Lama

matthieu-ricard1
Ricard reside en un monasterio en Nepal

¿Y por qué se le considera “el ser humano más feliz del mundo”? Pues porque nunca ha dejado de colaborar con el mundo universitario, y a principios de este siglo se prestó voluntario, junto con otros monjes budistas, para un estudio de medición de la actividad cerebral. El mismo se llevó a cabo en la Universidad de Winsconsin, aunque en conjunto con prestigiosos científicos de Princeton y Berkeley. Ricard se sometió al control de 256 electrodos en su cráneo, con el objetivo de medir con precisión la actividad de su cerebro, dando como resultado el más alto nivel jamás observado en un ser humano en la corteza pre-frontal izquierda, que es la encargada de generar las emociones positivas en las personas. El resultado de este estudio fue tan sorprendente, que se ha convertido en la quinta referencia científica más consultada en toda la historia. 

Y aun siendo cierto que la “felicidad”, que es algo intangible, no puede tener una medición concreta, sí que lo es que la actividad cerebral de Ricard goza de una salud mucho mejor que la de cualquier otro ser humano a ojos de las ciencias de la salud, que al fin y al cabo son aquéllas en las que nos amparamos cuando estamos enfermos. 

ricard-y-dalai-lama
Ricard es asesor espiritual del Dalai Lama

Pero, ¿cuál es su secreto? Fácil. Poner en práctica la fértil disciplina budista que Siddarta Gautama y sus seguidores entregaron y perfeccionaron a la humanidad. Se necesita toda una vida para aprenderla, pero principalmente el secreto de la felicidad radica en renunciar o al menos relegar a un plano secundario las necesidades materiales, e incluso prescindir del apego emocional que experimentamos hacia otras personas o incluso hacia bienes exteriores. 

Por este motivo Matthieu Ricard no posee bien material de ningún tipo, ni pareja, e incluso dejó de practicar el acto sexual hace más de 30 años. Vive en un monasterio y se dedica simplemente al aprendizaje y las enseñanzas del budismo, dedicando largas horas al entrenamiento mental a través de la meditación. Jamás se recrea en una emoción concreta, pues éstas son pasajeras, y nos pueden llevar a la dependencia.

Como veis no es fácil, acostumbrados como estamos a la existencia en el Capitalismo, renunciar a todo como ha hecho Ricard, y quizás, apelando al propio Siddarta Gautama, el término medio para quienes ya no podemos volver atrás sea tratar de depender menos de las emociones, de los estímulos de la sociedad de consumo, de todo aquello que nos convierte en esclavos de la necesidad. Cuando se nos rompa el móvil, y pensemos que no podremos sobrevivir un día más sin él, tal vez deberíamos recordar que se trata de una exigencia ficticia que ha originado en nosotros un sistema que se nos ha impuesto. El móvil, como tantas otras cosas, no es una necesidad real. 

Algo similar sucedería respecto al apego hacia las otras personas, a las que hay que amar, respetar y tolerar, pero de las que debemos procurar no depender, o no aferrarnos, pues tal conducta no es positiva ni para ellas ni para nosotros. 

Finalmente, practicar la meditación por lo menos 30 minutos al día se ha demostrado muy eficaz en la prevención de muchas dolencias actuales, especialmente aquellas asociadas al estrés. 

OS DEJO ALGUNOS VÍDEOS PARA SEGUIR INDAGANDO:

MATTHIEU RICARD EN EL PROGRAMA “REDES”:

DOCUMENTAL: 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s