DIOSES DE LA MITOLOGÍA GRECORROMANA

Comúnmente se piensa que los romanos adoptaron el panteón griego y a partir de éste fundaron su religión. Nada más lejos de la realidad. Los dioses romanos tienen origen en la Península Itálica y en los pueblos que la poblaban a comienzos del I Milenio a.C. Mars, el dios de la guerra de los latinos y de otras comunidades italianas, o Iovis Pater, eran sus divinidades originarias, que no asumían forma humana y que se identificaban mejor con fuerzas (genios) de la naturaleza. 

Resultado de imagen de iovis pater
Júpiter y Hera

El fenómeno de asimilación de las deidades extranjeras por parte de los romanos es muy posterior a su fundación, concretamente durante el período de expansión territorial en la República Media (c. s. III a.C.). Por aquel entonces los romanos sí que fueron identificando sus propios dioses a los extranjeros, no solo griegos, aunque enfatizaron en los helenos porque los habitantes de la Ciudad Eterna siempre anhelaron descender de ellos, pues los admiraban. No en vano Virgilio quiso emparentar a los primeros romanos con los griegos de la Guerra de Troya a través de la Eneida, y todos los generales quisieron emular al glorioso Alejandro Magno. Asimismo, durante casi toda su historia, la aristocracia de la urbs del Tíber supo hablar griego, como un elemento de distinción y admiración a la cultura helena.

Resultado de imagen de eneida
Pasaje de la Eneida

En cierto modo, podría decirse que los habitantes de Roma se “apropiaron” de los dioses de las tierras que iban conquistando, y es fácil observar cómo los cultos a divinidades orientales como Isis, Mitra o Serapis se iban extendiendo a medida que el imperio crecía y se producía un mayor tránsito de personas. De hecho, la asunción de la religión cristiana por parte de algunos de los habitantes de la ciudad desde el siglo I d.C. obedece a este mismo fenómeno.

Resultado de imagen de serapis
Serapis

En definitiva, la tradición nos ha traído un panteón homogéneo de dos religiones que originalmente eran distintas. Baste decir que mientras los romanos ofrecían sus sacrificios cubiertos por prendas de ropa y con la mirada sobre la tierra, los griegos lo hacían destapados y mirando al cielo. No obstante, el conocimiento de los dioses grecorromanos es fundamental para comprender buena parte de nuestra cultura. 

OS DEJO UN BREVE E ILUSTRATIVO VÍDEO PARA SEGUIR INDAGANDO:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s