“Cuando eres una estrella puedes hacer cualquier cosa. Agarrarlas por el coño, lo que quieras”

Puede que esta vez le haya salido mal al establishment, y también puede que no. Es posible que en la forma hayan apoyado a Hilary Clinton y en el fondo a Donald Trump, que ciertamente representa tan bien como la candidata demócrata los intereses de las oligarquías mundiales, o incluso mejor. O tal vez, como señalaba Aleix Saló en Españistán, lo que prime sea el principio de Hanlon, por el que no podemos atribuir la maldad mundial a otra cosa que la ignorancia y la estupidez.

En todo caso Trump ya es el nuevo inquilino de la Casa Blanca, y a la espera de saber cuáles serán sus políticas, únicamente podemos especular con las lindezas que nos ha dedicado en sus últimos tiempos, y que lo sitúan a la altura de los grandes criminales de la historia de la humanidad. Ahora solo nos cabe esperar que este individuo no sea otra cosa que un fanfarrón, y que como decían los romanos: verba volant.

Pero ya es sintomático que la primera política en felicitarle con entusiasmo haya sido Marine Le Pen, y que Putin lo haya hecho con cierto optimismo, mientras que a Angela Merkel y sobre todo a François Hollande se les veía terriblemente incómodos.

Resultado de imagen de MARINE LE PEN TRUMP
Le Pen y Trump representan el populismo de derechas

No es de extrañar, si sometemos a examen toda la basura que ha emergido de la boca de este interfecto:

  1. La primera cita es la que a mí, particularmente, más pavor me origina, puesto que creo que el calentamiento global es el principal enemigo de nuestro futuro. Sobre ello, señalaba Trump:

“El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos, para volver a la industria manufacturera estadounidense no competitiva”.

  1. Ésta es una frase que manó muy parecida del pozo negro de Federico Jiménez Losantos, y por la cual ningún juez le imputó, como sí se ha hecho con Zapata. El de esRadio esputó que dispararía contra algunos diputados de Podemos. Trump aseveró lo siguiente contra sus propios conciudadanos:

“Podría disparar a gente en la Quinta Avenida y no perdería votos”

  1. Sigamos. Ahora una dosis de realismo para quien albergue esperanzas del cierre de Guantánamo:

“Restablecería el ahogamiento simulado para los sospechosos de terrorismo”

4. Gasolina para avivar la guerra contra el terrorismo islamista:

“Pido el bloqueo completo y total a la entrada de musulmanes en EEUU”

5. Así es como se cebaba el ególatra con quienes huyen de una guerra que alimenta los poderes capitalistas:

“Si gano las elecciones, devolveré a los refugiados sirios a casa”

6. Racismo puro:

“Un muro en la frontera con México nos ahorraría muchísimo dinero”

7. Y más xenofobia aderezada de estulticia:

“México nos envía a la gente que tiene muchos problemas, que trae drogas, crimen, que son violadores”

8. Soberbia simplona propia de cualquier fascista de la España profunda (lo digo porque lo mismo sucede aquí cuando a los catalanoparlantes nos dicen que aquí solo se habla español usando el mismo argumento):

“Este es un país en el que hablamos inglés, no español”

9.  Belicismo infame:

“John McCain no es un héroe de guerra. Prefiero a los que no han sido capturados”

10.   Machismo brutal:

Sobre Megyn Kelly: “Podías ver cómo le salía sangre de sus ojos. Le salía sangre de su… donde sea”

11.   Grosería:

Sobre Clinton: “Eres una asquerosa”

12.   Más gasolina para el terrorismo:

“Si yo llego a estar al mando, dudo que los terroristas del 11S hubiesen entrado al país”

13.   Belicismo estilo romano. Si vis pacem, para bellum:

“Estamos en guerra. Habrá muchos más atentados si no resolvemos esto”

  1. El discurso del miedo que tan bien les ha ido a muchos últimamente:

“Quieren volar nuestros edificios, nuestras ciudades”

  1. Misoginia a tope:

A una compañera de su propio partido: “¡Mira esa cara! ¿Acaso alguien votaría por eso? ¿Se imaginan que ese sea el rostro de nuestro próximo presidente?”

  1. Más descompostura:

“Nunca ataqué a Rand Paul por su apariencia. Y creánme: hay un montón de material allí”.

  1. Ignorancia al cuadrado:

Sobre el dictador Kim Jong Un, Trump aseguró que “hay que reconocer su mérito”. “Cuántos jóvenes, tenía como 26 o 25 años cuando murió su padre, se imponen a unos generales duros y de repente entra, toma el poder y es el jefe”

  1. Misoginia al cubo:

Trump llamó a las mujeres: “cerdas gordas, perras, y animales desagradables”.

  1. ¿Cómo llamaríais a esto? Se me acaban los calificativos:

Sobre la cantante Cher escribió en Twitter: “Cher, yo no uso peluca… Es mío. Y prometo no hablar de tus masivas cirugías plásticas que no funcionaron”.

En fin, que muchos motivos para el optimismo no tenemos, la verdad.

OS DEJO UNOS VÍDEO PARA SEGUIR INDAGANDO:

BIOGRAFÍA DE TRUMP:

FRASES DE TRUMP:

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s